17 de julio de 2012

20- Plan fallido, arrepentimiento y beso


-Tranquilo todo el mundo. Seguro que han saltado los plomos por la cantidad de aparatos que hay enchufados. Voy a mirar, mantened la calma por favor- dice Adrianne, ya que es su casa.
Harry sabe a que se debe el apagón y enseguida pone en marcha su plan. Mientras tanto en el salón la gente empieza a cansarse de la espera, incluso algunos se van ya que se escucha  la puerta cerrarse varias veces.
Niall y Debby  siguen en el mismo sitio y de la misma forma. De pronto se escucha el ruido de unos cristales rotos, el perro de Debby se asusta y salta de sus brazos. Inmediatamente ésta corre detrás de él mientras Niall le dice que no se separe, intenta ir detrás pero las pocas luces de las linternas no son suficientes para dar con ella, y la pierde entre el gentío.
La gente empieza a asustarse con el ruido, al parecer se ha roto una ventana y de ahí el ruido pero la pregunta es ¿cómo se ha roto? O quizás, ¿quién la ha roto?
Brit consigue localizar a Zayn y se queda junto a él. Louis está con Liam. Y Ariana aprovecha la oportunidad para acercarse a Niall.
-Niall, cariño, quédate conmigo, estoy muy asustada. Han roto una ventana, a lo mejor alguien ha entrado a robar.
-Déjame Ariana, estoy buscando a Debby, estaba con ella pero ha salido detrás del perro y la he perdido-dice mientras se suelta de su brazo y se marcha de su lado.
Ariana esboza una sonrisa, el plan va a salirles mejor de lo que pensaban. Bueno, o mejor dicho mejor de lo que pensaba, porque ella tenía otro plan distinto al de Harry. La idea de Harry tan solo era ésa, hacer que alguien cortara la luz y rompiese una ventana, para darles un susto a todos, para conseguir separar a Niall y Debby mientras él la buscaba en todo el alboroto para estar junto a ella, luego llevársela de ahí y estar con ella tranquilos en algún lugar, mientras se hacía el ofendido porque había preparado la fiesta para ella con todo el cariño y al final había salido mal y así Ariana también podría estar con Niall pero el de Ariana iba más allá, ella quería asustar a Debby más de la cuenta y le había dicho al chico que la buscara y la retuviera con él con la excusa de que no gritara mientras él robaba o algo así. Así que sonríe al saber que no le resultara tan difícil encontrarla ya que ella está merodeando por ahí en busca de su regalo.
Debby busca por todos los rincones al caniche, es un cachorro y seguro que está asustado. Además alguien podría hacerle daño sin querer en medio de aquella oscuridad. Sube al piso superior y entra en todas las habitaciones, por suerte en una de ellas encuentra una linterna y la usa. Escucha un ruido en otra habitación y pensando que puede ser el perro se dirige hacia ella. Al entrar ve a alguien entrando por la ventana, una ventana rota, sí, la misma que se había escuchado antes. Entonces todo le encaja, aquella persona ¡era un ladrón! Intenta salir antes de que la vea pero es demasiado tarde, el muchacho se dirige rápidamente hacia ella y enseguida la identifica gracias a que Ariana le mostró una foto suya. Le tapa la boca y le dice:
-No grites o algo muy malo te pasará. Ahora te vas a quedar callada mientras te ato. ¿De acuerdo?
Debby asiente con la cabeza, y el desconocido le ata las manos y le pone un pañuelo alrededor de la boca. Ella no sabe que pensar, está bloqueada, no hace mucho que paso por algo igual y está paralizada. Piensa quién puede ser y por qué de todas las personas que hay tiene que estar ella así, así que inmediatamente piensa que tiene algo que ver con su padre, que ha ido a por ella de nuevo y que ese es su regalo de cumpleaños.
‘Debby vamos, tranquila, eso es imposible, él está en la cárcel, ¿pero y si es alguien mandado por él?’ piensa.
Niall se encuentra con Harry y le pregunta por Debby. Ninguno de los dos sabe donde está y ya han mirado por toda la casa. Aunque en las últimas semanas no han estado muy bien, ambos notan el resentimiento y la rivalidad que hay entre ellos por Debby, se unen para buscarla. Aunque ya han mirado en el piso de arriba deciden subir de nuevo, Niall mirará en las habitaciones de la derecha y Harry en las de la izquierda. Niall llega a la última habitación y ve que no se abre. Forcejea pero no hay manera y llama a Harry.
-Harry esta puerta no se abre, estoy seguro que Debby está ahí y en peligro, alguien la ha encerrado.
-¿Qué? ¿Crees que alguien ha entrado en la casa a robar o algo?
-No lo sé, antes se escucharon ventanas rotas y todo esto es muy extraño, probablemente. Vamos, ayúdame. A la de tres le damos una patada.
-Bien.
Uno, dos, tres. Ambos elevan su pierna derecha y golpean la puerta que se abre al momento. Y allí ven a una figura extraña situada al lado de Debby, que está atada y amordazada.
-¿Quién eres tú? ¿Y por qué la tienes así? Suéltala inmediatamente-dice Niall furioso.
El desconocido no contaba con eso, su plan era retenerla ahí un rato y después salir dejándola ahí. Se pone  muy nervioso y lo único que se le ocurre hacer es coger a Debby, saca una navaja de su pantalón y se la coloca cerca del cuello. Harry no entiende nada. Ve la ventana rota detrás y encaja con la que era su idea, pero no entraba dentro del plan nada de que alguien retuviera a Debby. Cae en la cuenta de que eso solo puede haber sido idea de Ariana y se pone furioso también.
-Seas quien sea, será mejor que te largues por donde has venido y la sueltes. Te lo advierto, como le toques un solo pelo te las vas a ver conmigo-dice un Harry muy enfadado.
Debby aprovecha la distracción del chico intentando ver como puede salir de nuevo por la ventana y le da un codazo para salir corriendo, con la mala suerte de que el chico se gira de forma brusca y le hace un corte en el brazo. Debby corre hacia los chicos y Harry ve su corte, se dirige hacia el extraño dispuesto a golpearle pero este salta por la ventana y Harry ve como sale corriendo.
Un rato después la casa está vacía, y solo quedan los diez amigos. Adrianne ha conseguido que vuelva la luz y ahora se encuentra curándole el corte a Debby.
-Por suerte no es muy profundo. Aún no puedo creer lo que me contáis…
-Debby, mira aquí está tu cachorrito, estaba debajo de una de las camas-dice Louis bajando las escaleras.
Se produce un silencio incómodo, todos notan cierta tensión en el ambiente. Harry se siente mal y va a confesarles todo a sus amigos pero antes quiere asegurarse de si sus sospechas son ciertas y se dirige junto a Ariana a la cocina.
-Has sido tú la que ha preparado todo eso ¿verdad? El plan no era ese Ariana. Y ahora por tu culpa Debby mira como ha acabado. ¿Cómo se te ha ocurrido hacer eso?-ella empieza a reírse-¿De qué te ries?
-Tu plan no era ese, pero yo no me conformaba solo con estar con Niall, quería ver a esa tonta sufrir y planeé algo más. No te lo dije porque me lo habrías prohibido está claro.
-Estás loca, en serio, está mal.
Sale de la cocina y se sienta junto a sus amigos.
-Chicos, tengo algo que contaros…
-Ni se te ocurra Harry, ¡tú también sales perjudicado!-dice Ariana, él hace caso omiso y sigue hablando.
-Lo siento mucho Debby. Todo esto en parte ha sido mi culpa. Verás, yo solo quería estar contigo y planeé junto a Ariana el apagón y lo de la ventana. Solo quería formar un poco de alboroto, para buscarte e irnos de aquí a un sitio tranquilo. Lo siento de verdad, estaba…bueno, celoso, siento mucho haberte arruinado el cumpleaños, de verdad, me arrepiento no sabes cuánto. Ahora que he visto todo esto me arrepiento. Prometo recompensarte de algún modo. Pero mi idea era tan solo ésa, para que además Ariana pudiera estar con Niall también pero ella está loca, yo no sabía nada de lo del chico ni que te tendría retenida. Todo eso ha sido idea suya. Me siento muy avergonzado y de verdad que lo siento, no sé que me ha pasado…
-¿Qué?-dice Debby incrédula.
-Tú…serás. Fuera de mi casa, ¡estás loca! ¿Cómo se te ocurre? Mira lo que ha pasado por tu culpa. ¡Fuera! ¡Fuera! Estás mal de la cabeza-dice Adrianne mientras la echa de su casa.
-Pero Harry ¿cómo has podido?-dice Zayn acompañado de las caras asombradas de Liam, Louis y Brit.
-Harry ¿eres consciente de lo qué has hecho? Solo por celos, le has arruinado el…-dice Niall, pero es interrumpido por Debby.
-Déjalo Niall. Te entiendo, y sé que estás arrepentido de verdad. Te perdono, además estoy seguro que la maldad de Arianaha influido. Seguro que te metió ideas raras y te manipuló como quiso. A mí nunca me ha inspirado confianza esa chica…
Harry le da las gracias y agacha la cabeza sonriendo pensando en lo buena que es esa chica. Le sonríe y le promete no volver a hacer nada parecido nunca más. No pensaba que los chicos lo entenderían pero ahora sabe que ellos sí son sus verdaderos amigos. Es cierto que se dejó manipular por Ariana, pero ella había llegado muy lejos y al ver a Debby así se ha dado cuenta de todo.
-Ah, Adrianne lo de la ventana corre de mi cuenta, mañana mismo vendrán a arreglarlo. Lo siento. Vente esta noche conmigo, no vas a dormir aquí sola con la ventana rota.
-Ah sí…vale.
Todos se van y Niall está llevando a Debby a su casa, antes de eso, decide llevarla a algún lugar tranquilo. Paran en una especie de prado y se sientan en la hierba fresca.
-He pasado mucho miedo. Me ha recordado a todo el episodio vivido con mi padre, de hecho pensaba que todo esto tenía algo que ver con él…
-Tranquila, no lo recuerdes más. Ahora estoy contigo. Solo mira las estrellas y olvídate de todo. Pero para serte sincero yo también he pasado mucho miedo.
Se quedan un rato en silencio, allí contemplando las estrellas abrazados. Después de eso él la lleva a su casa.
-Gracias. A pesar de que la fiesta ha acabado algo mal…gracias por el esfuerzo que has puesto en organizarla. Lo de la banda ha estado bien.
-No he sido yo, casi todo lo ha hecho Harry, el quiso encargarse. Dáselas a él.
-Oh vaya…después de todo, es un buen chico, supongo que un error lo comete cualquiera, aunque fuera por celos…no está justificado pero parecía sincero.
-Sí…
-Bueno pues gracias por el regalo, dice abrazando a su pequeño cachorro. De verdad, me ha encantado. Y sé de otra persona a la que le encantará-se echan a reír.
Ella se dispone a bajar del coche pero él la detiene y le dice.

-Espera, tengo otro regalo más.
-¿Otro?
-Sí, cierra los ojos.
Ella obedece, y él acerca sus labios poco a poco a los suyos. Al fin, sus labios se unen, dulce y delicadamente. Y esta vez su beso es correspondido.

11 comentarios:

  1. Aaaaw que mono es Niall!! Pero Ariana está loca,ojalá se muera la hija de **...bueno me guardo los insultos,porque no te los puedo dejar a ti,por que eres super genial *-* me encanta como escribes,y como enredas la novela y adaskdjkladj♥ así dura más ^^
    Cuidate,besos!!♥

    ResponderEliminar
  2. Me gusto demaciado la mejor parte es la final
    fue muy tierna :) aunque la novela en si es buena
    No dejes de escribir
    Saludos

    ResponderEliminar
  3. el final es precioso
    por favor escribe pronto el siguiente capitulo

    ResponderEliminar
  4. Muy linda la parte final ^^ pero me ha encantado TODO el capítulo, ha sido muy intenso, las luces, el cristal roto, el tío que raptó a Debby... La Ariana esa me hace reir jaja, esta loca. Me gustaría saber el nombre del perrito^^ espero que publiquen pronto el siguiente capítulo.

    ResponderEliminar
  5. Me gusto mucho pero me encantaria q Deby y Harry tuvieran un romance aunq fuera pequeñito, por q hacen una pareja genial

    ResponderEliminar
  6. Sube Otro!!!!! Plis!!! 3 Dias Yaa!! :(

    ResponderEliminar
  7. Respuestas
    1. Lo siento, he estado muy ocupada, aquí tenéis el nuevo capítulo. Es corto pero no tengo demasiado tiempo, el siguiente lo prometo más largo y lo antes posible!

      Eliminar
  8. AWWHHH... Niall es adorablee.. ¡Lo amoo!!

    ResponderEliminar
  9. QUE TIERNO HARRY AL PEDIR PERDON POR LO OCURRIDO =3 Y NIALL ES UN AMOR....ELLOS SON PERFECTOS

    I LOVE ONE DIRECTION

    ResponderEliminar